martes, 5 de agosto de 2014

Cold Brew o el café del verano

¡¡¡Es la hora!!! 

No, no ha llegado el apocalipsis (#oesocreo); si te gusta el café frío, es la hora de prepararte el café de mañana. 

El  Cold Brew es  un tipo de preparación de  café  (#ricoyfresquito)  que  requiere 12 horas de infusionado; Es muy sencillo de preparar y  no requiere de  ninguna cafetera ni ningún artefacto extraño, yo uso un tarro de cristal.

Colod Brew con leche fría y hielo



Les paso mi receta:

Antes de nada, necesitaremos un buen café (#porloquemasquierasnousescafétorrefacto). Si tenemos la oportunidad de poder molerlo al instante, estupendo (#recienmolido;-), lo haremos con una molienda bastante gruesa. Si ya lo tenemos molido no pasa nada, vamos a hacer lo mismo; necesitamos:

50 gramos de café
250 gramos de cubitos de hielo
250 gramos de agua fría
1 recipiente donde quepa todo y que podamos tapar porque lo meteremos en la nevera y el café absorbe olores.

Recomiendo poner siempre el café primero y el agua después, para poder repartirla bien por encima del café y asegurarnos de que todo éste quede húmedo, también lo podemos remover un poco; y por último el hielo. Cerramos bien y a la nevera 12 horas (#elgustitoquedalevantarteytenerelcafépreparado).

"#El gustito que da levantarte y tener el café preparado"


Ya solo falta colar, con el más que conocido colador de tela por ejemplo, o un colador normal de agujero bien fino, un filtro de una cafetera tipo americana, etc. El obejtivo es quitar el café molido del agua; y ya tenemos el café preparado.

Ahora coges un vaso, o recipiente, del tamaño que tú quieras, lo llenas de hielo y pones café al gusto. A mí que me gusta tomarlo sólo, lleno de café hasta un poquito menos de la mitad del vaso, y relleno con agua fría, ya que el café resultante de nuestro "experimento" sale muy concentrado y fuerte (#melotomocomosifueraunrefrescodecafé).

Lo intenté con el Photoshop, pero aunque la mona se vista de seda...

También es posible tomarlo con leche fría, como el de la foto de arriba del todo, teniendo en cuenta que la leche va a hacer el mismo efecto que el agua, sólo tendrás que regular proporciones al gusto. Lo que sobre lo guardas en la nevera bien tapado y tienes café para todo el día.

"Lo guardas en la nevera y tienes café para todo el día"


Pues listo, ya tienes tu Cold Brew listo para tomar, ahora ¡solo queda disfrutarlo! si te atreves a hacerlo, cuéntanos a todos cómo te fué, sea por aquí o en las redes sociales.

Y recuerda que #recienmolido, sabe mejor ;-)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradecemos que nos dejes tu comentario... ¡Tu opinión cuenta!