miércoles, 3 de septiembre de 2014

Cafeto, la planta del café

El cafeto es la planta de donde sale el grano de café, que después se tuesta, muele e infusiona para bebernos el delicioso resultado (#unespressoporfavor!). Me gusta llamarlo oro negro. Pero el cafeto como cualquier otra planta, tiene muchas especies o variedades (véase la uva, por ejemplo); ¿sabes cuáles son?




En la foto de arriba puedes ver varios cafetos en flor. Y donde ahora hay flores, después habrá bayas o cerezas de café, que es como se denomina comúnmente al fruto del cafeto. De cada cereza comunmente se obtienen dos granos (semillas) de café, y éstos granos son la diferencia más notable de las dos especies de cafetos que más se comercializan, Robusta y Arábica.


"Los granos de café son la diferencia más notable entre las dos especies de cafetos que más se comercializan, Robusta y Arábica"



Aunque hay una tercera especie que casi no se cultiva con fines comerciales y su uso es mayoritariamente farmacológico por su alto contenido en cafeína, la Liberica. Se estima que sólo representa el 5% del cupo mundial de cultivo/consumo, dado que la demanda de éste café es mínima por su baja calidad.


(Cerezas de café arábica en diferentes etapas de maduración)



Arábica es la especie más extendida, con el 70% del cultivo mundial de café; y ésto se debe única y exclusivamente a que es, con diferencia, la de mayor calidad. Su producción es mucho más costosa principalmente porque se trata de una planta muy delicada, que requiere de unas condiciones climáticas muy exquisitas y cuidados más exhaustivos que el resto. Puede producir en la mayoría de sus variedades una media de 1200 gramos de cerezas, que traducidos en café verde son alrededor de 900 gramos y se quedan en 700 gramos una vez tostado por cosecha.

"Arábica es la especie más extendida, con el 70% del cultivo mundial del café, esto se debe a que es la de mayor calidad"


La Robusta es de calidad muy inferior, pero se cultiva por diferentes motivos, que a grandes rasgos podríamos definir como la más barata de producir, y su uso más habitual es en la producción de cafés solubles y en mezclas con arábica, donde el robusta se utiliza como relleno; aunque también se utiliza para producir cafés de muy baja calidad únicamente con ésta especie, como pueden ser los torrefactos (#mejorponmeunvasitodeagua). La producción de un cafeto de robusta por norma general es el doble que la de los cafetos de arábica.



Independientemente de la especie o variedad de la que hablemos, podríamos decir que en general, los cafetos son plantas muy delicadas y que requieren muchos cuidados; por ejemplo: las condiciones de humedad y temperatura en todos los cafetos, ha de ser específico, y la mejor zona es la más cercana posible al ecuador, alrededor de todo el mundo y requieren mucha sombra (#tambiénconocidascomoplantasvampiro).

"Independientemente de la especie o variedad que hablemos, podríamos decir que en general, los cafetos son plantas muy delicadas y requieren muchos cuidados"


Sobre su crecimiento y vida cabe destacar, que tarda muchísimo en crecer, se ha de tener los 3 primeros meses en un vivero. Hasta el tercer o cuarto año de vida la planta no es productiva, aunque pueda echar frutos desde el primer año, éstos no son de calidad óptima. Viven una media de 50 años, aunque en la mayoría de plantaciones los mantengan sólo durante 15 años aproximadamente dado que después desciende tanto la calidad del fruto como el volumen de producción de la planta.

Dentro de cada una de las especies que menciono arriba, hay infinidad de variedades, y todos los años aparecen 2 ó 3 más, ya sea por mutaciones naturales o generadas bajo demanda por el ser humano.

Sea cual sea la especie del café, #recienmolido sabe mejor ;-)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradecemos que nos dejes tu comentario... ¡Tu opinión cuenta!